dimanche 3 janvier 2016

64- Feliz año 2016

DESEOS 2016

Rocío de la mañana en una joven plantación de melocotoneros. Sevilla, diciembre 2015.

Deseo un año 2016 que vea la agricultura volver a ser lo que no debería haber nunca dejado de ser, una actividad fundamental de producción de alimentos y de materias primas, un elemento básico de cualquier sociedad humana, una referencia por su vinculación indisociable con la naturaleza. Al contrario, se ha convertido en la manzana de la discordia, un reto político.

Deseo un año 2016 que vea la química y las biotecnologías volver a ser lo que son realmente y que siempre deberían haber sido en la mente de la gente, tecnologías e industrias de progreso, al servicio de la sociedad humana y al servicio del medio ambiente.

Deseo un año 2016 que vea la ecología volver a ser lo que no debería haber dejado de ser, una ciencia. Se ha convertido en un caballo de batalla, un movimiento político, una ideología y peor, un dogma. En vez de haber sabido ser una línea directora, se ha convertido en un elemento perturbador, un freno al progreso si choca con el dogma, incluso si va en la buena dirección.

Deseo un año 2016 que vea los agricultores dejar de ser considerados, en primer lugar, como contaminadores y envenenadores. Nadie tiene más interés que los agricultores a respetar el medio ambiente y los consumidores. En todas las épocas, la agricultura ha seguido paso a paso la evolución técnica y tecnológica. Cuando los estados reducen su inversión en la imprescindible investigación agronómica, se ralentiza o cae en manos de intereses privados. Entonces, es la calidad de la producción agrícola que afloja, y sus efectos sobre el medio ambiente que empeoran.

Deseo un año 2016 que vea las sociedades “avanzadas” volver a valores que descartan poco a poco, de dialogo y de razonamiento. Es cada vez más la ley del que más comunica. La emoción y el miedo se anteponen a la reflexión y la ciencia. La mentira y la desinformación, mediante las redes sociales, en forma de informaciones no verificables por el profano, son hábilmente utilizadas por los organismos a priori los más respetables.

Deseo un año 2016 que vea los políticos volver a ser lo que todos siempre deberían haber sido, personas al servicio de las personas y de la sociedad y no, como es cada vez más a menudo el caso, personas calculadoras, influenciadas o corruptibles, al servicio ante todo del poder, de un partido, de un dogma o simplemente de sus intereses personales, y desconectados de la vida real, la de la gente ordinaria.

Deseo un año 2016 que vea la razón y la ciencia vencer a las ideologías. Deben ser consideradas como murallas contra todos los extremismos, ideológicos, religiosos, medioambientalistas y políticos. Los que ponen la ciencia en tela de juicio, lo hacen para defender intereses ocultos.

Deseo un año 2016 que vea la producción volver al protagonismo que nunca debería haber perdido. El comercio y el marketing, a pesar de ser indisociables de la producción, ocupan ahora tal espacio que la producción se ha convertido en un mero accesorio. Si la producción no puede seguir las exigencias del comercio, desaparece, sustituida por otros orígenes de productos similares. El comercio crea o sigue las modas, pero la producción no siempre se puede adaptar tan rápido como lo querría el mercado, especialmente en agricultura.

Deseo un año 2016 que vea los precios pagados al productor en relación con sus costes reales, no en relación con la dictadura del mercado. Los precios al consumo son generalmente multiplicados 5 a 10 veces, incluso más. La competencia en los mercados es devastadora y el productor muchas veces, esta pagado solo con las migas, cuando es el que tiene que asumir casi todos los riesgos.

Deseo un excelente año 2016 a todo el mundo agrícola, bajo el signo de la calidad y del respeto al productor tanto como al consumidor.
Un año que ponga en valor los esfuerzos realizados a todos los niveles del circuito para garantizar una producción alimentaria de gran calidad y seguridad.


TE DESEO UN FELIZ AÑO 2016


Aucun commentaire:

Publier un commentaire