dimanche 2 avril 2017

101- Natural vs sintético -3- Piretrinas vs piretroides

PIRETRINAS VS PIRETROIDES

LAS PIRETRINAS NATURALES

Entre los extractos de plantas empleados en agricultura ecológica, los extractos de pelitre ocupan un sitio a parte. Es que tienen una acción directa y rápida, que se puede comparar con la de cualquier insecticida sintético anterior a los años 90, y han servido de modelo para la creación de un gran número de moléculas de síntesis, en la actualidad todavía las más utilizadas a nivel mundial.

Imagen: http://media.comprendrechoisir.com/usage=full:orientation=horizontal/pyrethre-d-afrique-fleurs

Las piretrinas son principios activos procedentes de una planta, el pelitre de Dalmacia (Tanacetum cinerariifolium). Tienen una alta capacidad insecticida gracias a su acción neurotóxica elevada. Su polivalencia es importante, haciendo que sean un insecticida principal en agricultura ecológica. Otras plantas de la misma familia tienen propiedades similares, y poseen también propiedades plaguicidas, como los crisantemos, especialmente el crisantemo de Persa (Tanacetum coccineum).

Imagen: http://il2.picdn.net/shutterstock/videos/8427682/thumb/1.jpg

El empleo de piretrinas naturales es muy habitual en agricultura ecológica ya que su acción de choque es importante. Su polivalencia permite luchar contra numerosos lepidópteros, dípteros, homópteros, hemípteros, tisanópteros, himenópteros, coleópteros y más. Total, son activas sobre pulgones, moscas, mosquitos, chinches, avispas, orugas, gusanos, cicadelas, y muchos más.
Su acción neurotóxica es sin embargo débil o nula sobre animales a sangre caliente, lo que permite su empleo en uso doméstico o para el tratamiento de pulgas en casa o en los perros. Pero los gatos, entre las pocas excepciones, son muy sensibles.
En consecuencia representan un insecticida muy valorado para luchar contra los insectos en casa.
Se puede notar que su degradación es rápida, especialmente por acción de la luz, lo que le da una acción poco prolongada en el tiempo. Es una ventaja en términos de efectos segundarios sobre el medioambiente, pero es un inconveniente en el plan agrícola, en términos de duración de eficacia.
Para mantener la protección activa, o en caso de ataques repetidos o prolongados de insectos dañinos, el agricultor puede ser llevado a repetir los tratamientos más de una vez a la semana.

Sin embargo, su polivalencia para luchar contra los insectos dañinos se acompaña de la misma polivalencia para eliminar los insectos útiles. Los insectos auxiliares como mariquitas, crisopas, sírfidos, anthocorides o abejas quedan eliminados igual de rápido que los dañinos.
Otro inconveniente, y no menor, este grupo de moléculas es extremadamente tóxico para la fauna acuática. Un vertido accidental, incluso de cantidades limitadas, en un río, puede matar la totalidad de los peces en varios kilómetros.

Imagen: http://media.uccdn.com/images/6/1/3/img_insectos_beneficiosos_para_el_jardin_10316_orig.jpg

Total, es un producto natural, es cierto, autorizado y ampliamente utilizado en agricultura ecológica, pero que exige las mayores precauciones para ser adecuadamente empleado y para evitar efectos extremadamente indeseables sobre el medioambiente.
Se pueden emplear piretrinas naturales procedentes de extracción industrial, las más puras y homogéneas, pero también se pueden conseguir por maceración de flores y hojas de las plantas en cuestión, como es el caso del purín de tanacetum. En este último caso, el empleo debe ser rápido ya que las moléculas liberadas por maceración y fermentación pueden ser rápidamente degradadas bajo el efecto de la hidrolisis. Esos purines, también tienen fama de tener cierto efecto repulsivo de insectos y fungicida.


LOS PIRETROIDES DE SINTESIS

En los años 60-70, las empresas de agroquímica se interesaron a las propiedades de las piretrinas, es que el DDT y los otros organoclorados, dominando ampliamente en esa época, presentaban problemas diversos (sobre la salud y el medioambiente), serios (aunque entonces no se conocía muy bien toda su amplitud), y cada vez más numerosos. La evolución de las técnicas y tecnologías de medición, de los problemas detectados y de las mentalidades mostraban claramente que se hacía urgente encontrar alternativas.
Es la época de la multiplicación de los organofosforados y sobre todo de la aparición, luego de la multiplicación delos piretroides de síntesis.
A partir de las formulas químicas de las piretrinas naturales, los químicos estudian, con éxito, la posibilidad de modificarlas para así aumentar sus efectos. Así es como vimos aparecer, a lo largo de los años, moléculas vecinas, cuyo nombre a menudo se relaciona con la familia química a la que pertenecen, como por ejemplo la permetrina, la cipermetrina, la deltametrina, la alometrina, la ciflutrina,  la cihalotrina, pero también el fenvalerato, el fluvalinato, entre otros muchos.

Imagen: http://aem.asm.org/content/75/17/5496/F1.large.jpg

Cada molécula aporta algunas características específicas y permite a las firmas químicas patentarla, y por consecuencia tener exclusivas técnicas y comerciales.
Todas esas moléculas tienen especificidades, pero de modo general, si conservan los principales defectos de las piretrinas naturales (toxicidad para la fauna acuática, polivalencia y toxicidad sobre muchos insectos útiles), les aportan algunas características:
-       Son específicas. Ya no se trata de un coctel de moléculas cuyas proporciones varían, y por consecuencia su eficacia y sus efectos secundarios varían (ver mi artículo sobre el aceite de neem para entender su importancia https://culturagriculture.blogspot.com.es/2017/02/98-natural-vs-sintetico-2-aceite-de.html).
-       Son mucho más persistentes. Pasa de 4-5 días a 2-4 semanas de persistencia. Siendo su efecto de choque similar y su persistencia mayor, permite reducir el número de aplicaciones para una misma protección, con lo que reducen los efectos negativos sobre el medioambiente.
-       Funcionan a dosis mucho más bajas, reduciendo por lo tanto las pérdidas en el medioambiente y los efectos secundarios negativos.

Aunque su degradación sea más lenta, son totalmente degradadas en algunas semanas. De hecho, siguen siendo una de las familias de plaguicidas con la más completa degradación en el medioambiente.
Incluso, entre esos piretroides de síntesis, hay al menos uno, el tau-fluvalinato, cuyos efectos secundarios son claramente mejores. Es que su toxicidad sobre abejas es muy baja, por no decir nula. Es tan cierto que esta molécula, un auténtico insecticida de síntesis, se utiliza pura, directamente en las colmenas, para luchar contra la varroa, un microácaro parasito de las abejas, probablemente la principal causa del declive de las colmenas (y no los neonicotinoides, por mucho que digan los lobbies ecologistas).

Imagen: http://southburnett.com.au/news2/wp-content/uploads/2016/07/varroamite.jpg

Finalmente, nos encontramos con una situación parecida a la del aceite de Neem. Tenemos, frente por frente, productos cuyos efectos secundarios negativos son igual de malos sobre la fauna acuática o sobre insectos útiles.
Incluso se puede decir que algunos productos de síntesis son claramente mejores que los productos naturales, ya que el tau-fluvalinato es mucho mejor que las piretrinas naturales para luchar contra el declive de las poblaciones de abejas.
Esta molécula de síntesis ha sido la única disponible durante muchos años, y se puede decir que ha salvado de una muerta anunciada millones de colmenas en los años 80 a 2000. Desde entonces, otras soluciones, algunas ecológicas han sido encontradas, con un nivel de efectividad similar o superior.
Por otra parte, aunque tengan los mismos efectos secundarios negativos, los piretroides de síntesis permiten una fuerte reducción de las dosis y del número de aplicaciones. En esas condiciones, los mismos efectos negativos se expresan menos a menudo.
En otras palabras, una protección en base a piretrinas naturales, tendrá efectos secundarios negativos más graves, ya que los tratamientos serán repetidos con mayor frecuencia.

Sin embargo, una vez más por motivos ideológicos, de dogma, la agricultura ecológica preferirá el empleo de piretrinas naturales.
Parece por lo tanto preferible provocar daños más graves al medioambiente, antes que de cambiar lo que sea de una ideología desprovista de cualquier fundamento científico.

Se puede añadir un matiz: el agricultor ecológico hará todo lo que está en su poder para evitar tener que recurrir a las piretrinas naturales…

…exactamente de la misma manera que el agricultor en producción integrada lo hará para evitar tener que recurrir a los piretroides de síntesis, pero este queda clasificado como agricultor convencional, con lo que se considera como contaminador y envenenador.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire